Cómo evitar los posos en la taza con una cafetera italiana

Hoy vengo a presentarte otro artículo de esta cafetera tan icónica y tradicional en nuestra cultura; la Moka o cafetera italiana. Hace un tiempo que vengo leyendo algunos artículos en donde se usa un paso adicional para mejorar la preparación del café y además, muchos de vosotros me habéis preguntado sobre esto.

Yo no había probado este paso extra nunca, ya que no suelo usar mucho la cafetera italiana en mi día a día, pero me pareció interesante probarlo y compartirte mi opinión.

Cafetera moka italiana
Cafetera moka italiana

Método para mejorar el café con tu cafetera italiana

Este paso extra consiste en agregarle un filtro de papel a la cafetera italiana. Pero te estarás preguntando ¿Si la cafetera italiana ya tiene un filtro, por qué querríamos agregarle un filtro de papel?

La cafetera italiana tiene un filtro metálico y, como te he comentado en otros artículos, hay una gran diferencia entre un filtro metálico y uno de papel. Más que nada, la diferencia se da por el tamaño de los orificios de cada uno de los filtros.

Filtro metálico de la cafetera italiana
Filtro metálico de la cafetera italiana

Siendo el de papel el que tiene estos orificios mucho más pequeños, tanto que casi ni los vemos, va a filtrar mucho más, el café va a tener menos sedimento y por lo tanto menos cuerpo. Pero vamos a obtener una mayor claridad y brillo en los sabores.

Filtros de papel para Aeropress
Filtros de papel para Aeropress

Por eso notamos una gran diferencia entre el café que produce una Prensa Francesa y el de una Chemex, por ejemplo.

Y lo que sucede con la cafetera italiana es que, al tener el filtro metálico estos orificios más grandes, deja pasar bastante sedimento, lo que contribuye a que tenga ese cuerpo característico, pero al terminar vemos en la taza unos posos al final.

Vamos a comprobar entonces que sucede en la preparación si agregamos un filtro de papel, si se eliminan los posos y cómo cambia el sabor y la textura del café.

Lo que primero me imaginé fue que tendría que modificar la molienda, ya que estamos agregando más resistencia para el agua que antes fluía muy libremente. Voy a enseñarte algunas pruebas que hice.

Proceso de elaboración del café

  1. Primero vamos a preparar un café con el procedimiento tradicional, que te he mostrado en otros artículos, para poder comparar.
  2. A la segunda preparación le vamos a agregar el filtro de papel; yo usé uno de Aeropress, que para el tamaño de mi cafetera italiana (seis tazas) funciona muy bien. Vamos a colocarlo debajo del filtro metálico y le tiramos unas gotitas de agua para mantenerlo ahí. El resto del procedimiento lo hacemos exactamente igual.
  3. Ahora vamos a poner los cafés en unos vasitos y vamos a probarlos. Más que nada, lo que quiero que veamos es si necesitamos modificar la molienda para el café con el filtro de papel.
Colocamos el filtro de papel junto al filtro metálico plano
Colocamos el filtro de papel junto al filtro metálico plano

Diferencias entre la elaboración de café con filtro metálico y de papel

En el paso a paso con el filtro de papel, no se atascó ni tardo mucho en salir el café, solamente se veía el flujo un poquito más lento. Cuando probemos el café nos vamos a dar cuenta si el café está sobre extraído o no, así que buscamos amargor.

Extracción del café en una cafetera italiana
Extracción del café en una cafetera italiana

A simple vista se puede ver que el del filtro de metal tiene un poquito más de los aceites en la superficie y está más oscuro, teniendo un poco más de cuerpo. Y el del filtro de papel se ve un poquito más claro, más translúcido.

Nota: después de dejar que baje un poco la temperatura, podemos probar bien y catar mejor los sabores.

Diferencias de sabor entre el café con filtro metálico y el de papel

Al probar, se siente mucho la diferencia, sobretodo en la textura, pues el del filtro de papel se siente muy suave y mucho más limpio, mientras que al del filtro de metal se le siente ese sedimento, que incluso le atribuye más amargor.

Se siente más pesado el del filtro de metal y se le notan más las notas a chocolate, mientras que en el del filtro de papel se nota más claridad y brillo, entonces la acidez resalta bastante.

Ambos cafés comparten muchas similitudes como los sabores bases que están presentes en ambos, pero el del café con filtro de metal se siente súper pesado y más chocolatoso, más dulce; por lo que creo que éste sería una muy buena combinación para las bebidas con leche como un Cappuccino o un Flat White.

El del filtro de papel, no sé si lo combinaría con leche. Se nota mucho brillo y claridad, los sabores están súper ligeros. Tiene un cuerpo más ligero y es más suave, por lo que no le agregaría leche. Yo simplemente lo tomaría solo, o como última opción, le agregaría un poco de agua para preparar un café tipo americano.

Conclusión

Después de probarlos, me parece que no hace falta modificar la molienda para la elaboración con filtro de papel. Si se vio en el flujo que salía un poquito más lento, pero no cambió tanto el sabor, no me parece que esté sobre extraído.

Tampoco creo que al café con el filtro metálico le falte extracción. Así que me parece que con la misma molienda podrían andar bien, pero siempre es mejor ir probando esto con cada café. Realmente me pareció muy interesante aplicar este método, así que te invito a que lo pruebes.

Los filtros de Aeropress se consiguen súper fácil en todos lados, pero si no llegas a conseguirlos también puedes probar con otros filtros como, por ejemplo, los de Melitta, V60, o cualquier otro de los que se consiguen en todos los supermercados, simplemente hay que recortarlos con la circunferencia del filtro de la cafetera italiana y probar.

Por lo tanto, si te interesa tomar un café con más claridad y brillo en los sabores y en la acidez, y que tenga un cuerpo más limpio, definitivamente intenta con este método.  

Deja un comentario