Cómo utilizar las cápsulas de café sin una máquina de café

¿Por qué alguien querría hacer café con cápsulas de café sin una máquina? Aunque algunas personas me han dicho que esta propuesta es una locura, muchas otras me han agradecido las ideas que propongo para aprovechar las cápsulas de café cuando no tienes o no puedes usar una cafetera.

Las principales razones para hacer café de cápsulas sin máquina son:

  1. Aprovechar aquellas cápsulas deformadas que no caben en la cafetera.
  2. Aprovechas las cápsulas de café cuando se nos rompe la máquina.
  3. Si nos equivocamos y compramos cápsulas que no son adecuadas para nuestra cafetera.
  4. Experimentar y no limitarnos a una marca específica de máquinas de café.

Sea cual sea el motivo por el que quieres utilizar una cápsula de café sin máquina, te explico las cuatro (más una) posibilidades que tienes. El café ya está molido; únicamente hay que extraerlo con agua caliente, ¿verdad? ¡Pues no es tan sencillo como parece!

Mi razón para preparar café de cápsulas sin máquina

Hoy en día tengo tanto cafeteras Nespresso OriginalLine como VertuoLine, pero hubo un tiempo en el que sólo tenía una cafetera Nespresso Citiz. Resulta que mientras buscaba la mejor oferta de cápsulas de café, me equivoqué y pedí cápsulas de VertuoLine en lugar de la OriginalLine.

No me di cuenta del error hasta que las cápsulas llegaron a casa. Fue entonces cuando escribí a Nespresso solicitando un cambio o un reembolso para poder comprar las cápsulas adecuadas, pero esto es lo que recibí de Nespresso:

Buenos días Sr. Barrantes,

Lamento saber que ha pedido las cápsulas de café incorrectas para su cafetera, entiendo que esto es decepcionante.  

No aceptamos la devolución del café una vez entregado, ya que es un artículo de alimentación y bebida y no se puede revender. Como gesto de buena voluntad he solicitado un reembolso para usted.  Le devolveremos el importe del pago original en un plazo de 14 días laborables. Por favor, regale el café que tiene, si es posible, a un amigo o familiar para evitar el desperdicio con nuestros cumplidos, alternativamente puede devolver las cápsulas en sus bolsas de reciclaje.

Nos disculpamos por las molestias causadas y le deseamos un buen día.

Saludos cordiales,

Hayley C, Nespresso España

Esto significaba que tenía 100 vainas de café inútiles para mí y nadie que conociera para regalarlas. Así que aproveché la oportunidad para experimentar y compartir mi experiencia con vosotros.

4 métodos (más 1) fáciles y probados para hacer café en cápsulas sin máquina

Las máquinas de cápsulas utilizan un método de percolación para extraer el café. Hacen pasar agua caliente a presión a través del café molido y así extraen todas las materias solubles del café.

A continuación verás 2 métodos alternativos de percolación y 3 de inmersión. Sólo obtendremos el mismo resultado que con la cafetera de cápsulas en uno de ellos, pero al menos podremos aprovechar ese café en todos ellos.

Método 1. Utilizar cápsulas recargables en otra cafetera

Este es el «método extra» que mencioné anteriormente. Es extra porque para este método necesitamos una cafetera de cápsulas. Por lo tanto, sólo es útil para aquellos que, como yo, se equivocaron al comprar las cápsulas o están dañadas.

Lo bueno de este método es que el café sabrá exactamente como debería. Sólo tienes que quitar el café de la cápsula que no puedes utilizar, compactarlo en la cápsula recargable y utilizarlo en tu cafetera.

Para la mayoría de las marcas de cafeteras, encontramos cápsulas rellenables por menos de 10 euros, así que por un poco más, no desperdiciarás esas cápsulas. Si tuviera que elegir el mejor de los cinco métodos, sería éste.

Método 2. Utilizar una cafetera italiana para preparar café a partir de cápsulas de café

La cafetera italiana, al igual que la cafetera de cápsulas, utiliza la percolación para extraer el café; sin embargo, hay 2 diferencias principales:

  • La mayor diferencia está en la presión que obtenemos con la cafetera italiana, que apenas alcanza los 2 bares de presión, por los 19 de la cafetera de cápsulas.
  • Como la presión es menor, la molienda utilizada para la cafetera Moka debería ser más gruesa, ya que el tiempo de extracción será mayor.

Cuando se utiliza una cafetera italiana, siempre recomiendo una extracción lenta con el fogón a su fuego más bajo; sin embargo, como el café dentro de la cápsula está muy finamente molido, tenemos que hacer una extracción muy rápida.

No importa cómo lo hagas, el resultado siempre será un café sobreextraído ya que la molienda del café dentro de las cápsulas es demasiado fina; el café tendrá mucho cuerpo pero será demasiado amargo. Este es el método menos recomendado de los cinco.

Paso a paso:

  1. Hierve agua en una olla y añade esta agua caliente al depósito de la cafetera italiana.
  2. Añade el café de un mínimo de dos cápsulas para llenar la cesta del filtro lo más posible.
  3. Cierra la cafetera y colócala en el fuego a la máxima potencia.
  4. Una vez que la salida del café se detenga, retira la cafetera del fuego.
  5. Sirve el café.
Llena la canasta del filtro con el café de las cápsulas
Llena la cesta del filtro con el café de las cápsulas

Nota: La única forma de mejorar este método es usar cafés de tuestes claros, pero esto es muy difícil en el mundo de las cápsulas.

Método 3. Utilizar bolsas de té para preparar el café a partir de las cápsulas

Este método es asequible para todo el mundo, ya que sólo necesitamos unas bolsas de té recargables, de papel o de tela. En este caso, puedes utilizar una sola cápsula y poner el café dentro de la bolsa, sellándola muy bien.

Hierve agua y viértela en una taza. Ahora sumerge la bolsa de té durante no más de un minuto, removiendo con una cuchara para extraer correctamente el café.

Por supuesto, el sabor del café que obtenemos difiere del que tendríamos con la cafetera de cápsulas. Sin embargo, este café no se extraerá en exceso si no sumergimos la bolsita de té durante demasiado tiempo.

Ajusta el tiempo en función de la cápsula de café que utilices; en algunos casos, la sumergirás menos de 1 minuto (tueste oscuro), y en otros más (tueste medio). Aparte del método de las cápsulas rellenables, éste es el que ofrece los mejores resultados.

Añade el café de la cápsula en la bolsita de té
Añade el café de la cápsula en la bolsita de té

Método 4. Utilizar una prensa francesa para preparar el café a partir de las cápsulas

Al igual que con las bolsas de té, este es un método de inmersión. Sin embargo, este método es un poco más complicado que el anterior, ya que el café no está encerrado en bolsas sino suelto y tenderá a sobreextraerse fácilmente.

Para preparar el café con la prensa francesa, primero hay que verter el café molido en el fondo y luego añadir el agua caliente removiendo bien. Una vez colocado el émbolo, antes esperábamos 4 minutos antes de bajarlo (con el molido grueso), pero ahora como el molido es muy fino, con 1 minuto será suficiente.

Método 5. Utilizar un filtro de tela para preparar el café a partir de las cápsulas de café

Ya he escrito un artículo exclusivo para este método, que puedes consultar aquí. Sin embargo, al utilizar el café de las cápsulas, volvemos al mismo problema de la molienda demasiado fina.

Para el método del filtro de tela utilizamos un café de molido medio/grueso, por lo que ahora el tiempo que realizamos la inmersión será inferior a 1 minuto aproximadamente.

Uso del filtro de tela por inmersión
Uso del filtro de tela por inmersión

Coloca las cápsulas de café en un recipiente, añade el agua caliente, remueve bien y deja que se infusionen durante 1 minuto. Pase esta mezcla de agua y café por el filtro de tela directamente a la taza, y tendrá lista su bebida de café.

¿Es espresso el café de cápsulas sin cafetera de cápsulas?

El café que se encuentra en una máquina de cápsulas de café se suele mezclar, tostar y moler principalmente para hacer un espresso. Las excepciones se encuentran en marcas como Dolce Gusto, Tassimo o Senseo, que fabrican cápsulas para capuchino, café con leche, etc. Pero, por regla general, el café que se encuentra dentro de una cápsula puede clasificarse como café espresso.

Sin embargo, un café ya servido para ser considerado espresso debe haber sido preparado con agua caliente y una presión superior a 9 bares.

En resumen, aunque una cápsula indique café espresso en su interior, es indispensable que este café se prepare a una temperatura y presión elevadas. De lo contrario, se considerará café infusionado. Y los 4 métodos que hemos visto anteriormente preparan café infusionado, excepto el método en el que hemos utilizado cápsulas rellenables.

Si prefieres ver un vídeo resumen antes de seguir leyendo, aquí te hemos preparado uno:

Deja un comentario