¿Cuál es la mejor agua para preparar café?

Hace bastante tiempo que debí hablar del agua que usamos para preparar café, ya que este tema es súper importante. Sin embargo, es un asunto que solemos pasar por alto, así que si quieres mejorar los cafés que preparas, este artículo te ayudará mucho.

El agua es uno de los dos ingredientes que se usan para preparar café, y supone casi el 98% de la bebida. De modo que, no sólo deberíamos preocuparnos por tener granos de café de máxima calidad, sino también agua que esté a la altura.

Si a pesar de usar granos de café de la más alta calidad, con un equipamiento correcto y una receta segura, no obtienes un café delicioso, puede que esté fallando el agua que usas.

La importancia del agua en la preparación del café

El agua trabaja como un solvente, disolviendo el material soluble del café tostado y molido, en el proceso conocido como extracción. Dependiendo de la composición del agua esta extracción va a ser menor o mayor.

  • Cuando se produce una sub extracción, no llegamos a obtener todos los exquisitos sabores que ese café tiene para ofrecernos.
  • Mientras que, si se produce una sobre extracción, extraeremos algunos sabores no deseados, así que tampoco queremos extraer demasiado.

Pero el agua no sólo influye en la extracción; así un agua con mucho sabor a cloro se va a hacer notar negativamente en la bebida final. O un agua muy dura, nos va a dañar todo nuestro equipamiento acumulando restos de cal por los componentes internos de nuestras caras cafeteras.

¿Qué tipo de agua debo usar para preparar el café?

Dependiendo de donde vivas, la calidad del agua del grifo va a variar mucho.

  • En los casos en los que el agua sea blanda será facil tratarla; con colocar un filtro básico eliminarás todo el cloro y los olores, todo esto sin afectar mucho la composición mineral.
  • En otros casos el agua es muy dura y es más complicado tratarla; con un filtro común ya no es suficiente y se requiere ser purificarla con algún sistema como el de ósmosis inversa. Aunque luego debemos remineralizarla, ya que necesitamos cierta cantidad de minerales para poder obtener una buena extracción de café.

Una solución bastante popular pero poco recomendable es la de comprar agua embotellada. Esto no sólo es perjudicial para el medio ambiente (desecho de plástico), sino que a veces es difícil conseguir una marca de agua que esté dentro de la composición ideal que nos gustaría para nuestro café.

Si quieres llevar tus cafés a otro nivel, continúa leyendo porque hoy voy a enseñarte a preparar tu propia agua con la composición perfecta. Es muy simple y solamente lleva tres ingredientes.

La asociación de café especialidad o SCA, nos indica la composición que debería tener el agua para la preparación de café, tanto en un rango aceptable como un objetivo específico. Y esta receta que te comparto aquí es la recomendada por Scott Rao:

Cómo preparar tu propia agua para hacer café

Como he dicho antes, si el agua del grifo de tu localidad es blanda y de buena calidad, no tendrás más que filtrarla para lograr cafés estupendos. Sin embargo, si quieres preparar cafés perfectos, esta receta para preparar el agua será perfecta para ti.

Ingredientes de la receta de agua perfecta para café

Estos ingredientes son muy fáciles de conseguir. El agua destilada la encuentras en mercados o estaciones de servicio, el bicarbonato de sodio en dietéticas o farmacias y la sal de Epsom en tiendas naturistas, o directamente puedes buscar todo en tiendas online como Amazon.

Ingredientes para la preparación del agua
Ingredientes para la preparación del agua

Te puede interesar: Cómo preparar Cold Brew (Café frío).

Utensilios necesarios para nuestra receta de agua para café

Haremos dos concentrados, que luego vamos a agregar en diferentes partes para formar nuestra agua final. Para esto necesitamos dos botellas de 1 litro llenas de agua destilada, además una balanza que mida desde 0,1 gramos.

  • En una botella agregamos 1,68 gramos de bicarbonato de sodio; formando nuestro regulador de alcalinidad.
  • En la otra botella añadimos 2,45 gramos de las sales de Epsom; el magnesio que va a hacer nuestra dureza.

Removemos bien ambas botellas para mezclar bien estas soluciones concentradas y entonces empezaremos a preparar nuestra agua final

Paso a paso para preparar el agua perfecta para café

  1. A una botella de 5 litros de agua destilada le vamos a sacar medio litro de agua para poder agregar nuestros concentrados.
  2. Una vez tenemos 4,5 litros, vamos a añadirle (según la receta de Scott Rao) 257,9 mililitros de la solución de alcalinidad y 389,7 mililitros de la solución de dureza.
  3. Después de batir bien, ya tenemos nuestro bidón de 5 litros de agua con una composición mineral perfecta para la extracción de café.

Al probarla se siente un interesante contraste con el agua filtrada que usamos en casa.

Comparación de la receta anterior con otras aguas de supermercados

A la hora de ir a comprar agua embotellada al supermercado, normalmente éstas traen su composición de minerales detallada en la etiqueta. Es muy importante que te fijes bien en que agua compras ya que hay grandes diferencias entre unas y otras.

Para darte una guía aproximada de en qué debes fijarte, existen dos minerales principales el calcio y el magnesio. Un rango aceptable de calcio sería entre 30 y 50 miligramos por litro y de magnesio entre 15 y 30 miligramos por litro.

Compara diferentes aguas para usar la mejor en tu cafetera

Cuando compras agua embotellada, uno piensa que todas saben igual, sin embargo, esto no es ni mucho menos cierto. Para escribir este artículo compré 5 botellas de agua de diferentes marcas y he hice una pequeña cata para compararlas entre sí. Todas ellas estaban en los rangos de 30-50ml de calcio y 15-30ml de magnesio por litro.

Te recomiendo que hagas este experimento en casa, ya que te sorprenderán los resultados. De las cinco marcas de agua, dos estaban muy ricas, una muy mala y otras dos que no destacaban por ningún atributo. Es decir, menos del 50% de las marcas que yo encuentro en mi supermercado se pueden considerar buenas para preparar café.

Después de la cata de agua sola, preparé café con cada una de ellas. Aunque las diferencias se opacaban con el sabor del café, las dos marcas que me gustaron solas también destacaban con en el café. Parecía como si los sabores del café resaltaran más con estas dos aguas.

Conclusión

Espero que este ejercicio te sirva y puedas escoger un agua mejor para colocarle a tu máquina de espresso, o preparar tu propia receta. No solamente vas a obtener un café mucho más sabroso, sino que vas a cuidar tu máquina, asegurándote de que te dure un largo tiempo sin dañarse por dentro.

Si quieres preparar más o menos cantidad de agua, simplemente usa la misma proporción de concentrado para la cantidad de agua destilada. Y si estás de viaje o necesitas comprar agua por una única vez en algún supermercado, te recomiendo fijarte bien en las proporciones de calcio y magnesio por litro.

Deja un comentario