La cafetera Nespresso no calienta el café

Pese a no haber una medida exacta definida para preparar un espresso perfecto, hay una especie de consenso generalizado donde se debe mantener cierto criterio a la hora de preparar este café ideal. Estas son las siguientes:

  • Cantidad de café molido: 7 gramos
  • Tipo de molido: Relativamente fino
  • Temperatura de infusión: 86 grados Celsius
  • Temperatura del café en la taza: 71 grados Celsius
  • Tiempo de preparación: 5 segundos de pre-infusión y 25 segundos de infusión
  • Volumen final de café extraído: 25 mililitros

Si cualquiera de estos valores se altera demasiado, el café obtenido distará mucho de ser un buen café espresso. Es por esto por lo que debemos prestar mucha atención a la temperatura con la que nuestra cafetera Nespresso prepara el café e intervenir si la temperatura cae demasiado.

Fallo del thermoblock o del termostato

Si se produce un fallo en el thermoblock o en el termostato de la cafetera Nespresso y esta lo detecta, las luces del botón de espresso y el botón de lungo comenzarán a parpadear con una frecuencia de 3 parpadeos cada 2 segundos.

Como vimos en el artículo dedicado al significado de las luces de las cafeteras Nespresso, la máquina entra en el modo fallo e inhibe al usuario preparar ningún café. Por lo tanto, y en teoría, si se diera un fallo en el termostato o en el thermoblock, no notarías cambio en la temperatura del café porque no podrías prepararlo.

Esquema unifilar de la instalación del thermoblock y el termostato
Esquema unifilar de la instalación del thermoblock y el termostato de una Nespresso Pixie

Sin embargo, antes de que uno de estos dos componentes falle definitivamente, y la cafetera detecte el problema, puede que comencemos a sentir una temperatura más baja en nuestros cafés. En el momento en el que detectemos menos (a veces más) temperatura en la bebida obtenida de nuestra Nespresso es el mejor momento para actuar, ya que evitaremos problemas mayores.

Siempre que la temperatura del café descienda de los 83ºC durante la preparación del café, hay que realizar una o varias descalcificaciones, ya que la acumulación de cal es el principal causante de la baja temperatura del café final.

¿Cómo funciona el thermoblock y el termostato de una cafetera Nespresso?

Un thermoblock estándar de una cafetera Nespresso puede calentarse hasta un máximo de 105 grados Celsius, siendo esta su capacidad máxima por diseño. Sin embargo, en condiciones normales trabaja a unos 86 grados, ya que el termostato conectado en serie abre y cierra el circuito en un rango de 83 y 89 grados Celsius.

Para comprobar que un termostato funciona, con la cafetera apagada, debes hacer una prueba de continuidad; Si hay continuidad, el termostato funciona. Aunque en raras ocasiones, podría dar continuidad y funcionar a un rango de temperaturas incorrecto.

Relacionado: Guía de solución de problemas Nespresso.

Conclusión

Cualquier fallo del thermoblock o del termostato será detectado y advertido por la cafetera, haciendo imposible la preparación de café. De modo que, en prácticamente la totalidad de los casos, una falta de temperatura en la preparación de café se deberá a una acumulación de cal en las paredes internas del thermoblock.

Si después de realizar varias descalcificaciones el problema no se soluciona, es recomendable sustituir el thermoblock y el termostato. La mala noticia es que adquirir un nuevo thermoblock es caro (puede costar hasta 70 euros) y, además, no es fácil de encontrar.

El ideal es conseguir una cafetera de segunda mano estropeada, que tenga el thermoblock en buenas condiciones. Estas se pueden conseguir en Ebay por unos 10 euros.

Deja un comentario