Solución de problemas en cafeteras Senseo

Las cafeteras Philips Senseo son conocidas por su durabilidad y calidad, sin embargo, al igual que ocurre con otras marcas de cafeteras, tras largos periodos de uso, surgen algunos problemas que nos impiden disfrutar de nuestro deseado café. Por ello, hemos elaborado esta completa guía para solucionar los problemas que afectan a las cafeteras Senseo.

Trataremos las incidencias y averías más comunes a las que se enfrentan los usuarios de Senseo cada día. También cubriremos algunos aspectos de mantenimiento y reacondicionamiento para conseguir cafés con el mismo aroma y sabor de cuando la máquina era nueva.

Es posible que el problema concreto que afecta a su cafetera Senseo no se trate aquí, aunque debemos advertir que nuestros artículos siempre están sujetos a futuras incorporaciones y modificaciones. Por eso, en cuanto nos enteramos de un nuevo tipo de problema, lo añadimos a nuestras guías de solución de problemas.

¿Cuales son los problemas más habituales de las cafeteras Senseo?

Las cafeteras Senseo son de las cafeteras más simples del mercado, aunque los problemas que las afectan suelen ser los mismos que a otras cafeteras de cápsulas del mercado. Esto se debe a que usan los mismos componentes, si bien, en las cafeteras Senseo se dispondrán y trabajarán de forma distinta.

Recordemos que una cafetera de cápsulas, incluidas las cafeteras Senseo, se componen principalmente de los elementos indicados en la primera columna de la siguiente tabla, y se ven afectados por los fallos de la segunda columna:

COMPONENTEFALLOS
Depósito de aguaGoteos
Falta de agua
Bomba de aguaGoteos
Falta de agua
Vibración excesiva
ThermoblockGoteos
Falta de agua
Dispensar agua fría
Placa de control
(Condensadores)
La máquina no enciende
Porta cápsulasFalta de agua
Capsula atascada
Válvulas y tuberíasFalta de agua
Cabezal no abre

Curiosamente muchos de los fallos indicados arriba son producidos por acumulación de cal y sedimentos. Estos fallos son fáciles de resolver a través de descalcificaciones. En todos aquellos lugares por los que circula el agua tarde o temprano la cal acabará bloqueando cualquier conducto, dando lugar a fallos internos.

Antes de continuar leyendo te recomiendo que descargues el manual de instrucciones del modelo de tu cafetera. Puede que con una rápida lectura soluciones el problema que afecta a tu máquina.

Cómo desmontar una cafetera Philips Senseo

Si deseas realizar una limpieza profunda en tu cafetera Senseo, completar un mantenimiento periódico, o tal vez reemplazar una pieza dañada, necesitarás desmontar tu cafetera. Pero ¿Cómo hacer para desmontar la cafetera? Llegar al interior de una cafetera Philips Senseo es esencial para cualquiera de las tareas anteriores, así que ahora vamos a ver de forma rápida y sencilla cómo se hace.

Como en cualquier otra marca, hay que desmontar la cafetera de forma planificada. Es decir, hay que saber de antemano qué herramientas vamos a necesitar, qué tornillos vamos a quitar y, en definitiva, qué nos vamos a encontrar. Hemos grabado nosotros mismos el siguiente vídeo para que te sea mucho más sencillo aprender a hacerlo.

Nota: Sólo debe desmontar su cafetera Senseo si es antigua. De lo contrario, anulará la garantía.

La cafetera Senseo no enciende, no tiene fuerza o se apaga sola

Un fallo clásico de las cafeteras Senseo se da cuando la cafetera no enciende, o aveces cuando lo hace es como si no tuviera fuerza. Las luces pueden tender a perder brillo como si les faltara energía y la hora de preparar un café sucede algo parecido al no echar cantidad suficiente de agua. Pero en todos los casos parece más que un atasco una perdida de fuerza que tambien se hace notar por sonidos más débiles.

Si tu cafetera tiene estos síntomas, probablemente se esté dando un fallo eléctrico, que aunque suena a muy grave, tiene fácil solución. Eso sí, necesitas ser capaz de desmontar tu cafetera como te mostramos en el video anterior y llegar hasta la placa de control. Una vez allí mide la capacitancia de los condensadores, que probablemente estén dañados, después reemplazalos.

Si no te sientes capaz de hacer esta tarea busca a alguna persona de confianza que sepa soldar y compártele este artículo. Seguro que el o ella lo hará sin dificultad. El ideal es cambiar los dos condensadores que ves en la imagen de abajo aunque puede que solo uno esté dañado.

Mi cafetera Philips Senseo pierde agua

A la hora de analizar el problema de fuga de agua en una cafetera Senseo, primero debemos establecer por dónde se escapa el agua, ya que la causa y la solución serán diferentes según el lugar.

Si el agua se filtra por la parte inferior o por una junta de la carcasa, es posible que el depósito esté mal ajustado o que la conexión entre el depósito de agua y el circuito interno de la cafetera esté dañada. También es posible que se haya roto una tubería o se haya salido del circuito interno de agua de la cafetera.

En primer lugar, compruebe el depósito y su correcto ajuste, y una vez descartado esto, puede proceder a desmontar la cafetera y buscar en su interior una válvula o tubería suelta/rota.

En ocasiones, cuando el porta cápsulas está demasiado sucio debido a los restos de café y cal, es necesario desmontarlo y limpiarlo. De lo contrario, la cafetera podría tener fugas en el cabezal.

Mi cafetera Philips Senseo no se abre

Un día va a su cafetera a prepararse un buen café caliente, y cuando intenta levantar la tapa de la cafetera para poner una pastilla de café, no se abre; parece que está pegada con pegamento. ¿Podría ser la suciedad que ya hemos visto?

En este caso, el problema se origina en el vacío que se crea entre el porta cápsulas y la bomba de agua. Suele ocurrir cuando dejamos una cápsula olvidada en el cabezal sin retirarla después de hacer el café. Si pasa suficiente tiempo, el volumen de la cápsula aumenta, creando un efecto de vacío entre el porta cápsulas y la bomba de agua.

Para liberar la presión, hay que mover la manguera o tubo transparente por el que circula el agua y que se conecta directamente al cabezal (en la imagen inferior, utilizamos un destornillador).

Eliminando el vacío que se produce en la cafetera Senseo
Eliminando el vacío que se produce en la cafetera Senseo

Mi Philips Senseo no calienta el agua

Si su cafetera Senseo no calienta el agua, hay tres causas principales:

  • En primer lugar, un fallo en el termostato, que es el encargado de activar o desactivar la caldera en función de la temperatura del agua dentro de la resistencia. Para comprobar que el termostato funciona correctamente, debemos utilizar un multímetro para comprobar la continuidad entre los dos extremos del termostato:
Mide continuidad entre los dos polos del termostato
Mide continuidad entre los dos polos del termostato
  • En segundo lugar, y relacionado con la pérdida de agua en la cafetera, una tubería rota o una válvula defectuosa pueden hacer que el agua no llegue a la resistencia. Es decir, el Termoblock está bien pero al no llegarle suficiente agua, no funciona correctamente.
  • En tercer lugar, y aunque suene repetitivo, puede haber demasiada cal en el sistema de circulación del agua y en la resistencia. Para solucionar este problema, bastaría con una o varias descalcificaciones.

La cafetera Senseo no tiene presión de agua

Esta situación indeseada de falta de presión del agua puede producirse por diversos motivos. Aun así, en todos los casos, el agua no podrá atravesar la cápsula de café con la suficiente fuerza y, por tanto, obtendremos un líquido rojizo que no se parece al café.

  • En primer lugar, se da el caso de que el porta cápsulas esté obstruido por residuos de café y otras impurezas. Ya hemos tratado este tema más arriba, pero de nuevo, aquí tiene un vídeo en el que se explica cómo desmontar el pequeño filtro y cómo limpiarlo:
  • En segundo lugar, podemos encontrar que la válvula de 3 vías está en mal estado. Podría intentar limpiarla y arreglarla, aunque por un pequeño coste, es más eficiente sustituirla por una nueva. Esta válvula es esencial para que el agua salga con la presión correcta:
Válvula de 3 vías de la cafetera Senseo
Válvula de 3 vías de la cafetera Senseo
  • En tercer lugar, podríamos estar ante un caso que cubre el apartado anterior. La máquina se enciende pero no es capaz de poner en marcha ni la bomba ni el termoblock. Revisa los condensadores.
  • Por último, y como caso más extremo, tenemos una bomba en mal estado. Sin embargo, esto es muy poco probable ya que estas bombas son muy robustas y su rendimiento es muy bajo en una máquina de café. Si estuviéramos ante una bomba defectuosa, tendríamos que sustituirla por una nueva, con las mismas características.

Deja un comentario