Tipos de espumadores de leche

En este nuevo artículo os enseñaré la mejor manera para vaporizar leche en casa como complemento para preparar un exquisito café. Esta información le será útil a cualquiera que prepare café en su casa sin una máquina de espresso eléctrica y quiera tomarlo con leche, con la misma textura que se ve en las cafeterías.

Cualquier tipo de cafetera que produzca presión, como las cafeteras espresso, las cafeteras italianas o las de cápsulas, puede utilizarse para hacer capuchinos, flat white o lattes. Pero esta información será ideal para quienes opten por una cafetera espresso manual, como una Flair. Estas cafeteras son muy recomendables para quienes quieren iniciarse en el mundo del espresso y no disponen de un gran presupuesto.

En este artículo vamos a ver cuál es la mejor forma de texturizar leche con 3 métodos diferentes, que muchos de vosotros tenéis en casa. Me refiero a los espumadores manuales a pilas, los espumadores eléctricos tipo Aeroccino y la prensa francesa. Os daré los mejores consejos para mejorar vuestra técnica con cada uno de estos métodos.

¿Qué se necesita para usar un espumador de leche?

Empecemos por lo más básico. Lo esencial para usar un espumador de leche es lo siguiente:

  • Leche. Esta puede ser de cualquier tipo, incluso las vegetales, pero con leche entera de vaca tenemos mejores resultados por la cantidad de grasa.
  • Un termómetro de cocina. No es imprescindible, pero conseguiremos mejores resultados si podemos monitorear la leche cuando la calentamos.
  • Una jarra. Es opcional si quieres intentar hacer latte art.
  • Café espresso. Para este artículo use la Flair Neo.
Lo que se necesita para usar un espumador de leche
Lo que se necesita para usar un espumador de leche

¿Cuáles son los diferentes tipos de espumadores de leche que existen?

Tan solo existen dos tipos de espumadores de leche; los espumadores manuales de pilas y los espumadores eléctricos, aunque también se puede espumar leche con una prensa francesa. A continuación, te hablaré de las ventajas y desventajas que presenta cada uno de ellos.

Espumador de leche a pilas

Ventajas del espumador a pilas

  1. Este es el más económico de todos y se encuentra en todos lados. Tiene un pequeño batidor en la punta que gira, y lo único que podemos hacer es encenderlo y apagarlo; no tiene ninguna función extra.
  2. Al espumar a mano, tenemos un poquito más de control al decidir cuánto aire queremos agregarle a la leche y cómo posicionarlo, lo cual va a ser clave para lograr una buena textura.
  3. Puedes usarlo con la cantidad de leche que quieras.
  4. Es muy fácil de limpiar.

Desventajas del espumador a pilas

  1. Necesitamos calentar la leche previamente. Yo utilizo el microondas y la dejo aproximadamente 1 minuto y 10 segundos, lo que necesito para alcanzar los 65 ºC. Si tienes un termómetro comprueba esto.

Nota: Por encima de los 65ºC la estructura química de la leche se rompe y no solamente toma un sabor desagradable, sino que la espuma se vuelve mucho más densa y seca, separándose del líquido.

Paso a paso para espumar leche con un espumador de pilas

  1. Una vez que precalentamos la leche, la pasamos a la jarrita.
  2. Vamos a encender el espumador en la superficie de la leche y lo dejamos ahí por unos 2 o 3 segundos para agregarle un poquito de aire a la leche.
  3. Luego, lo sumergimos por debajo (en ángulo de 45°), para crear el remolino que necesitamos para que se mezclen las burbujas con el líquido. Nos quedamos un ratito en esta posición hasta alcanzar la textura deseada, esto sucede aproximadamente después de 1 minuto.
Cómo espumar leche con un espumador de pilas
Cómo espumar leche con un espumador de pilas

La textura que se obtiene te sorprenderá ya que los resultados son muy parecidos a los obtenidos con una lanza de vapor. Pero ten cuidado porque a veces puedes crear demasiada espuma sin casi darte cuenta. La clave está en no permanecer mucho tiempo en la superficie.

Espumador de leche eléctrico

Este espumador es muy común entre quienes tienen las máquinas de cápsulas, ya que se venden siempre en combo con estas. Es muy similar al batidor de pila, pero completamente automático, sin tener que hacer nada más que colocarle la leche, ni siquiera calentarla, ya que lo hace el mismo aparato.

Ventajas del espumador eléctrico

  1. La mayor de las ventajas es que no tienes que calentar la leche previamente y la temperatura que alcanza es la correcta para espumar leche. Según mis pruebas calienta de 65 a máximo 70 grados, y lo hace bastante rápido. Algunos modelos lo hacen apenas pasando el minuto y medio, aunque he probado algunos un poco más económicos y han demorado hasta 3 minutos.
  2. La limpieza es bastante fácil y rápida.

Desventajas del espumador eléctrico

  1. La mayor desventaja es su coste; son mucho más caros que los espumadores a pilas. Los más económicos valen diez veces más que los de pilas.
  2. Suelen tener muy poca capacidad. Mi Aeroccino tiene capacidad de 120 mililitros para espumar y 240 mililitros para la función de leche caliente sin espuma.
  3. No nos permite nada de control y no hay mucho que podamos hacer para evitar la cantidad de espuma que produce, a veces crea demasiada.

Y ¿se puede hacer algo con esta espuma? Bueno, puedes retirar un poco con una cuchara y el resto mezclarla bien y utilizarla, pero no es lo ideal. No es de muy buena calidad como para poder hacer latte art, no es sedosa ni estable.

Comparación del espumador de pilas y eléctrico con la prensa francesa

Al comparar estos dos espumadores con la prensa francesa, con la que ya os enseñé a texturizar leche y la técnica perfecta para hacerlo, puedo decir que la prensa francesa tiene las siguientes ventajas y desventajas frente a estos espumadores:  

Ventajas de espumar con la prensa francesa

  1. Puedes adquirir una prensa francesa en cualquier lado; supermercados, bazares o tiendas online, etc, y siempre a muy buen precio.
  2. A parte de poder espumar leche puedes hacer muchas otras cosas: Hacer café, Cold Brew, té, infusiones y más.
  3. La capacidad va a depender del tamaño de la prensa que tengas, así que es bastante flexible también.

Desventajas de espumar con la prensa francesa

  1. Un punto en contra es que hay que calentar la leche previamente.
  2. Y la limpieza es la menos cómoda de las 3 opciones, aunque tampoco es que es muy tedioso.

Cómo espumar leche con la prensa francesa

El paso a paso para espumar leche con la prensa francesa, lo puedes encontrar en detalle en el artículo que mencioné, pero aquí te dejo un pequeño resumen:

Debemos llevar a cabo tres pulsaciones largas y quedarnos casi un minuto presionando por debajo de la superficie de la leche, lo cual la mezcla y le da la textura.

Esta textura que produce me parece impecable, realmente se puede lograr muy buen latte art, la leche queda sedosa, cremosa, con esta textura perfecta que hace que el café sea mucho más rico.

La clave acá es la malla metálica, con unos agujeritos tan pequeños, que crea las microburbujas perfectas, muy similares al vaporizador de una máquina.

Cómo espumar leche con la Prensa Francesa
Cómo espumar leche con la Prensa Francesa

¿Qué opción recomiendo entre los dos tipos de espumadores y la prensa francesa?

La prensa francesa sería la mejor opción según mi experiencia; se logra una textura perfecta y a un bajo precio.

  • Si ya tienes un espumador a pilas en tu casa, prueba lo que te mencioné aquí y lograrás una textura bastante buena. No llega a ser igual que con la prensa francesa, pero claramente es una excelente opción sin tener que gastar dinero.
  • Y si quieres algo más automático sin tener que estar calentando la leche previamente y lo que más te importa es la comodidad, entonces iría por un espumador eléctrico. Simplemente tendrías que aceptar que el latte art está casi descartado y el café no va a estar tan sabroso como podría estarlo. Ya depende de la necesidad de cada uno.

Deja un comentario